La Recomendadora

Lo nuevo para vos

Archivo de Julio, 2016

Vacaciones de invierno parte 2.

26 Julio, 2016

En vacaciones, algo para los chicos…

Por lo general soy muy crítica de la literatura infantil, tengo la impresión de que la mayoría de los escritores que se dedican a escribir para niños y adolescentes, no tiene la menor idea de qué cosas les interesa y ni hablar si la pretensión es hacerlos reír. Hacen agua por todos lados.

Sin embargo, como ocurre casi siempre, existen excepciones. Aquí les dejo una pequeña muestra de algunos libros que, si aún fuera una niña o una adolescente, amaría leer.

Diminuto por dos. Hace algunos años  tuve la suerte de conocer a Liliana Cinetto. Confieso que cuando esto ocurrió, no tenía la menor  idea de quién era. Lamentablemente el canon funciona de una manera muy particular y muchas veces, grandes escritores quedan a un lado porque otros  ocupan todos los espacios del panorama literario.

Las historias del perro Diminuto (Cuidado con el perro y Diminuto contra los fantasmas) por suerte, ya son un clásico. La  fortuna primero, y su altísima calidad después,  quisieron que rápidamente alcancen grandes niveles de venta  permitió que se los mantenga en el mercado, algo digno de destacar, puesto que no es poco frecuente que grandes libros salgan de circulación porque no tienen éxito comercial. Lo cierto es que las travesuras de este pequeñísimo perro y sus desopilantes dueños sigue entre nosotros y yo recomiendo especialmente su lectura a todo el que quiera pasar un rato muy agradable. Puro placer literario.

Para chicos de 7 a 9 años.

Una antiheroína local. Rafaela es una adolescente que se siente fea y sola. Opacada por la belleza despampanante de su madre y hermana, invisible para todos los chicos de su escuela., solo encuentra refugio en un mundo privado muy particular, regido por leyes poco frecuentes para el universo adolescente. Por suerte nuestra queridísima protagonista (a esas alturas del relato es difícil no amarla) encontrará un alivio para su soledad en la figura de Simón, aunque como era de esperar las cosas se van a complicar de modos inimaginables.

Ópera prima de Mariana Furiasse, Rafaela es una novela ágil, fresca y muy muy muy adolescente, quizás porque su autora apenas acababa de superar esa etapa cuando la escribió. Y cuando se escribe en un lenguaje  conocido y se asume un punto de vista que resulta familiar la obra tiene, al menos, el sabor de la autenticidad. Ésta además, está escrita maravillosamente.

A partir de 12 años.

Un desierto lleno de gente es el nombre de uno de los cuentos que compone este libro excepcional. Esteban Valentino es uno de los autores de literatura infantil que más me conmueven. Por su sencillez, por su agudeza y porque siempre cuenta historias fuertes, de gran contenido social. Si bien la calidad de todos los cuento es similar: excelente,  destaco sobre todo dos: aquella en la que un joven soldado recuerda, a modo de hilo de Ariadna, como una forma de encontrar una salida a tanta oscuridad, como una forma de sentir algo de calor en ese escenario desolador y terrible, el primer encuentro con su novia y otra que sigue (casi como una sombra) las angustiantes peripecias de los miembros de un  centro de estudiantes, para librarse de la persecución que sufren durante la última dictadura militar. La angustia por la posibilidad de una muerte temprana e injusta (supongo que toda muerte es injusta pero algunas lo son mucho más) se mezcla con los primeros encuentros amorosos, las primeras promesas y las primeras desilusiones. Solo un gran escritor puede transformar el horror en belleza. Y Valentino lo consigue.

Para jóvenes de 14 años en adelante.

Graciela Cabal, además de una escritora extraordinaria, era una narradora exquisita. En varias oportunidades pude escucharla contar historias familiares y personales, en las presentaciones que solía hacer en escuelas y profesorados. Era una mujer que sabía hacer reír. Y un gran ejemplo de ello es su libro Papanuel. La cosa empieza ya con el título y sigue con el armado del pesebre más desopilante que se conozca. No le falta nada. Todo adorno y todo muñeco que circula por esa casa encantadora, va a parar al establo donde nacerá el niñito Jesús.

Se garantizan carcajadas a montones y algún que otro lagrimón hacia el final, cuando aparece la estrella del cuento: el mismísimo Papá Noel.

Para mí, un imperdible.

Publicado en Te cuento | No hay comentarios »

Vacaciones de invierno parte 1

19 Julio, 2016

Buenas tardes, nuevamente con ustedes para acercarles algunas historias que me parece interesante recomendarles, espero encuentren una de su agrado. Recuerden que todas las obras que comento aquí pueden ser adquiridas en Garabombo libros. Los esperamos!!!

Una de mis fantasías literarias más recurrente es la de asistir al trabajo de corrección que un autor (uno de los grandes) hace sobre sus escritos. Los imagino leyendo y releyendo sus obras una y otra vez, obsesionados por encontrar la palabra exacta, la palabra que identifique con mayor fidelidad la idea que tortura sus cabezas. Hace relativamente poco tiempo se supo, gracias al trabajo de un periodista del New York Times, que el libro más famoso de Raymond Carver (De qué hablamos cuando hablamos de amor) había sufrido un importante retoque por parte del editor, quien no solo suprimió decenas de palabras en cada uno de los cuentos, sino que además, modificó el final de diez de ellos. O sea, que lo que a mí me quita el sueño, para ese editor no significó nada, y en un abrir y cerrar de ojos, limpió horas de trabajo y lo que resulta más alarmante, en el nombre del mercado, le cambió la identidad a la voz del autor.

Por suerte aquellos cuentos mutilados pueden ser leídos en sus versiones originales en el libro Principiantes.

Celebrémoslo.

Negar la contribución fundamental de Victoria Ocampo a la cultura nacional y mundial, sería de una necedad incomparable. Porque nos caiga bien o mal, fue sin dudas una de las que más hizo por las letras en su tiempo. Una mecenas moderna. Toda su vida y su fortuna (que no era poca) puesta al servicio de la escritura (de otros) en todo el valor de la palabra. Porque propiciaba espacios para que escritores de todo el mundo encuentren un lugar inspirador para escribir (Villa Victoria en Mar del Plata, Villa Ocampo en San Isidro) alojándoles temporadas completas, colaboraba como crítica, editaba y promocionaba las obras. Todo por el mismo precio: El placer que le producía ser parte de ello.

Pero Victoria fue a su manera, una gran escritora también y para afirmarlo contamos con  los diarios de viaje y con las innumerables cartas que escribió a  íntimos, conocidos circunstanciales y colaboradores, a lo largo de su vida y que fueron publicadas en distintos libros. La viajera y sus sombras, prologado por Sylvia Molloy, reúne una selección de esos textos, exquisitos por donde se los mire. Para mì, pequeñas obras maestras, producto de un ingenio prodigioso. En su lectura puede descubrirse la personalidad, los miedos, las pasiones, la dureza y las lealtades de una mujer única.

Altamente recomendable.

El lugar de las despedidas es un libro de cuentos muy interesante del autor Mauricio Koch, un joven escritor  entrerriano, que por estos días está teniendo gran repercusión gracias al blog en el que relata sus experiencias como padre primerizo. Tal es así que la editorial Paidós decidió que debían ver la luz en formato papel y publicó el “Manual de crianza”-

Pero no es de esas experiencias paternas de que hablaremos aquí. Los textos reunidos en el libro mencionado más arriba, merecen la pena ser leídos. En primer lugar porque siempre vienen bien una ráfaga de aire nuevo y en segundo lugar porque son muy buenos. Podríamos dividirlos en dos grupos: por un lado la serie de cuentos ambientados en la tierra  que vio convertirse en hombre al autor y por el otro aquellos en los que su voz comienza a alienarse con la ciudad, luego de su traslado a la selva porteña. Una metamorfosis de lo más interesante. El aletargado ritmo provinciano, con tiempo para la contemplación y el no hacer, que se degenera (o regenera, depende cómo se lo mire) en una voz apurada, impaciente y obsesiva.

Recomiendo especialmente, Cenizas, máximo exponente del primer grupo y En compañía de Brenda (para mí, el mejor del segundo).

Martín Kohan ofrece una obra inquietante en más de un sentido. Fuera de lugar narra una historia densa, que por momentos resulta asqueante. Creo que muchas veces el talento de un escritor, su llegada al público,  puede medirse en el rechazo que nos producen sus historias. Por ello diré que Kohan ha logrado conmoverme en el mejor de los sentidos, quise dejar de leer su libro al menos tres veces. Tal la rabia que me producía ese grupo de pedófilos que con la mayor de las liviandades fotografía niños desnudos en una atmósfera de naturalidad absoluta, un espacio de amoralidad. Fuera de lugar, está divida en dos partes también. En la primera se relatan las sesiones fotográficas que sirven de excusa también para trazar las personalidades de los protagonistas. Lo interesante es que la pornografía ocupa el lugar de lo no dicho. Pornografía sin pornografía.  Y aun así, se logra altera al lector. La segunda parte gira en torno a la investigación de un homicidio. Un policial clásico a la manera de Kohan, es decir, transgrediendo todas las reglas del género.

Interesantísimo.

Por último, la frutilla del postre, no por ser el mejor, aunque probablemente yo lo crea así, sino porque Pablo Ramos ocupa un lugar especial en el universo de mis escritores preferidos. Su último trabajo Hasta que aprendas a quererte solo, que sin ser una novela puede leérsela como tal, es una de las obras más honestas que yo haya leído. Dentro del género que inaugurara Amélie Nothomb (no tengo noticias de ejemplos anteriores) ficción biográfica y siguiendo la tradición más cruda del realismo: la del realismo sucio (Carver, Bukowsky, Saccomanno) narra en primera persona a veces y como testigo en otras, la descarnada realidad de un adicto.

Estructurado en Pasos (los Doce Pasos del camino de sanación propuesto por AA y NA) las crónicas que componen esta novela son protagonizadas por personajes ya conocidos del Universo Ramos (Isabel, Rolando, Gabriel  -aunque en esta oportunidad se trata de un Gabriel diferente, el Gabriel real, si es que puede trazarse una línea entre realidad y ficción, a veces creo que en algunos casos resulta imposible-) y son tan intensas como necesarias para conocer un infierno que parece muy próximo pero que en realidad es absolutamente lejano (porque todos creemos saber lo que vive un adicto hasta que leemos testimonios como este).

Hasta que aprendas a quererte solo es sencillamente una genialidad. Una dolorosa genialidad que además de desnudar a uno de los autores imprescindibles del panorama literario nacional, es, desde el punto de vista artístico, como obra literaria en sí, una composición exquisita. Cada palabra ocupa el lugar exacto. Y cada palabra conmueve, por su belleza y también por su monstruosidad.

Imperdible.

Hasta la próxima entrega.

Buena lectura!!!!

Publicado en Te cuento | No hay comentarios »

1 Julio, 2016

Buenas tardes, les dejo una nueva tanda de recomendaciones para este fin de semana….espero que lo disfruten.

El panorama actual de la literatura nacional, ofrece varias opciones sumamente esperanzadoras, lo que asegura, espero,  que en los próximos años, podamos disfrutar de obras nuevas de alta calidad. Dentro de este grupo de escritores jóvenes, que ya podríamos tildar de “imprescindibles” se encuentra, sin dudas, Samanta Schweblin. Su nuevo libro, Distancia de rescate, revela no solo  un talento para la palabra propio de un maestro, sino que  instala a la autora en un lugar más elevado aún: el de intelectual.

La novela, tan simple como compleja, si se permite la contradicción, discute dos temas muy diferentes y que solo una imaginación prodigiosa podría relacionar en una misma trama: la irresponsabilidad de algunos sectores industriales en la conservación y cuidado del medio ambiente, por un lado y una cuestión que excede a todo análisis, por el otro: el cuidado de nuestros hijos y hasta dónde somos capaces de llegar para intentar evitar lo inevitable.

Una prosa impecable, una estructura narrativa original, una historia fascinante.

Fiona Maye es una jueza de familia que goza del respeto y la admiración de colegas y del mundo intelectual en general, en una Londres contemporánea y reconocible en cada uno de los detalles que ofrece el narrador. Vive una realidad cómoda y placentera, hasta que un día, su esposo pide que le apruebe vivir una aventura amorosa con otra mujer. Paralelamente Fiona debe sentenciar en un caso que conmueve a la opinión pública: un joven de 17 años y sus padres no aceptan que se lo transfunda por cuestiones religiosas y el hospital donde se encuentra internado ha pedido que la justicia apruebe dicha práctica ya que de eso depende su vida.

Con la habilidad de siempre Ian Mcewan, construye una historia atrapante de principio a fin donde no faltan los planteos éticos y morales ni las reflexiones sobre el amor y las relaciones conyugales.

Excelente opción.

Te amaré locamente, el nuevo libro de Fernández Díaz, es, como dice el subtítulo, la reunión de una serie aguafuertes inspiradas en historias de amor y pasión. Hombres y mujeres comunes, cotidianos, y por tanto familiares y reconocibles para el lector, protagonizan estas narraciones que, a modo de espejo, nos reflejan en la condición de sujetos de este tiempo. La identificación con tal o cual personaje será inevitable porque Fernandez Díaz se nutre del mundo circundante para configurar sus relatos  y tiene la habilidad de construir categorías tan abarcativas, que no costará mucho poder incluirse en alguna de ellas.

Entretenido.

Alejandra Pizarnik es uno de los nombres más importantes de la literatura de nuestro país. Su obra poética es celebrada y estudiada desde hace mucho tiempo porque, entre otras cosas, se le reconoce un lenguaje propio, único. Pero ese lenguaje tan personal , ese sello que la identifica como una voz irrepetible no es  únicamente producto de un talento incomparable. Es además, el resultado de años de trabajo, de experimentación y de búsqueda. Una búsqueda que por suerte podemos conocer gracias a la publicación de sus diarios íntimos, una serie de textos en los que la autora explora su propia escritura y su sensibilidad (en el más amplio de los sentidos).

Siguiendo la tradición de los grandes escritores europeos del siglo XIX y principios del XX (que llevaban un registro de sus vivencias y experiencias literarias) Pizarnik permite que nos acerquemos a su intimidad, a su ser más profundo y genuino: a su ser escritor.

Los clásicos jamás defraudan y volver a ellos de tanto en tanto es una recurrencia inevitable. Porque cada uno, en mayor o menor medida representan “la zona de confort literario”. Orgullo y prejuicio es uno de los más puntos más altos en lo que a literatura femenina se refiere. Y Lizy es, a estas alturas, la representación más simpática de la mujer libre pesadora, de la mujer que pretende imponer sus condiciones en una sociedad pensada por y para hombres.  Jane Austen logra un perfecto retrato de su época y se permite discutir con las costumbres victorianas a las que se enfrenta a través de varios de sus personajes. Pero aunque estas cuestiones son las verdaderas protagonistas de la novela, el amor es el terreno en el que se  dan  las discusiones y por tanto, la obra puede ser leída también, como una historia romántica, exquisitamente romántica…

Publicado en Te cuento | No hay comentarios »