La Recomendadora

Lo nuevo para vos

Archivo de Noviembre, 2015

Más y más lecturas…

26 Noviembre, 2015

Tarde con mujeres….

Mastretta por dos

Cuando leí hace ya muchos años Mujeres de ojos grandes sentí (y aun hoy lo siento) que en cada uno de esos relatos había una parte de mi. Es que Mastretta crea mundos femeninos tan genuinos, tan de verdad, que la identificación es casi instantánea. Las historias que componen este extraordinario libro están contadas de un modo tal que parecen una simple excusa, solo una excusa para  reflejar la pasión y la dignidad de sus protagonistas. Con mujeres de Ojos grandes se llora, se ríe, se sueña, se maldice, se comprende.

En La emoción de las cosas, encontramos a una escritora diferente, casi veinte años separan una obra de otra y eso se nota. La mujer que se llevaba el mundo por delante (en el mejor y más profundo de los sentidos) aquella que con su escritura se enfrentaba a una sociedad absolutamente patriarcal, dejó su lugar a otra quizás más madura y menos desafiante pero que celebramos del mismo modo porque su nivel  de exquisitez mayúsculo. Lejos de decepcionar, esta nueva obra, nos descubre una voz que a lo mejor es menos intensa,  pero que tiene la misma fuerza, que es igual de poderosa.   Como si las zonas de conflicto hubieran quedado resultas, como si ya no necesitara hacer foco en la necesidad femenina de ciertas conquistas, la exploración pasa ahora por espacios  que parecen más pequeños pero que en realidad son enormes: la relación con lo cotidiano, con el mundo interior y con la memoria.

Mastretta nos regala un libro de relatos autobiográficos y textos en los que  dibuja delicadamente su modo de ser en el mundo. Y no queda más que agracérselo.

Blanca es una mujer que vive una vida plácida, ordenada y cómoda hasta que un día conoce al Gringo  y un tornado arrasa con todas las seguridades en las que se recostaba.  En primera persona, la protagonista de esta historia inolvidable rememora ese pasado reciente que cambió su realidad en más de un sentido, un pasado en el que tuvo que enfrentarse con la mirada implacable  de su entorno (Ella pertenece a la alta sociedad chilena)  que parece no perdonar ciertas desobediencias. Para que no me olvides, de Marcela Serrano es una obra vibrante que dejará huellas en quien la lea. Muy recomendable.

Carla Gelfembein, no es de las escritoras chilenas más conocidas, tampoco la tiene fácil: que compite con pesos pesados, pero lo cierto es que su prosa es un viento fresco (no nuevo pero si diferente) para las letras del país vecino y eso se celebra. La novela que les traigo hoy, no es de las últimas, de hecho tiene más de diez años, pero creo que es una de las más logradas de la autora. El revés del alma cuenta la historia de Anna, una fotógrafa chilena que tras vivir por más de veinte años en Londres (un guiño para con la propia biografía de la autora)  regresa a su país para reencontrarse con su mundo y se encuentra con una realidad que la requiere más de lo que imaginaba. Una hermana  desbordada que ya no sabe que hacer con la rebeldía de  su hija,  y una sobrina que ya no sabe que hacer para disimular sus trastornos alimenticios, que por supuesto no pasan inadvertidos para la Anna.

La sensibilidad artística de la protagonista jugará un papel fundamental en el desarrollo esta historia y su mirada plástica y rol excluyente en el modo en que novela está narrada.

Plasticidad y sensualidad en la misma proporción que crudeza y realidad. Muy buena.

Relatos  de oriente según Yourcenar

En este libro fantástico la autora francesa reúne una serie  de cuentos, fábulas y mitos , que una vez pasados por su pluma, toman otro cariz.  Estos relatos arden el deseo y la pasión, una llama repentina que surge del contraste entre la intensidad de lo narrado y la brevedad de la forma.

Todos y cada uno representan un pequeño tesoro narrativo `pero se destacan sobre todo  El último amor del príncipe Genghi y La tristeza de Cornelius Berg.

Cuentos orientales, Un libro para leer y releer….

Nos encontramos nuevamente la semana que viene….los dejo en excelente compañía!!!

Publicado en Te cuento | No hay comentarios »

Más y más lecturas…

11 Noviembre, 2015

Buenas tardes a todos, nuevamente con ustedes para dejarles algunas sugerencias de lectura.

Aquí va la primera. (una que vale por dos)

El horror visto por un niño.

Con diferente registro pero con la misma carga emotiva Paula Bombara y Laura Alcoba ofrecen dos relatos potentes y dignos de aplauso sobre sus propias experiencias durante la última dictadura militar. Quizás podríamos incluir ambas obras en lo que los críticos denominan ficción biográfica, pero no es la intención hacer teoría aquí. Sin embargo, saber que lo que cuentan estas autoras ocurrió efectivamente, que LES ocurrió, es la clave de que la experiencia de lectura sea tan dolora. Placentera, porque están escritos maravillosamente, y eso no puede no provocar placer, pero muy dolorosa también. Ponerle rostro a los personajes, identificarlos en el afuera, tal vez no sea muy académico, pero al diablo con la ortodoxia. Las personas de carne y hueso están ahí (aunque escondidas detrás de una voz ficcional, de voces ficcionales, es cierto) pero están ahí, peleándose con el pasado, mostrándose en carne viva,  y el lector no debe ser indiferente a eso.

El mar y la serpiente es una obra tan sencilla como compleja aunque parezca contradictorio. La novela está divida en tres partes cada una de las cuales relata las vivencias de la protagonista en tres periodos diferentes de su niñez y adolescencia (a los cinco años, durante el últimos año de la escuela primaria y en el último año de la escuela secundaria) tras la desaparición de su padre.

Una voz íntima y poderosa expresa en primera persona (tanto dolor no podía ser contado de otra manera) los distintos estados por los que atravesara: la ingenuidad primera seguida de una inconsolable sensación de abandono hasta llegar a la construcción de un sentimiento de profundo orgullo.

Triste y hermoso.

Con La casa de los conejos al lector le ocurre algo singular: amor y dolor se proponen en una proporción tan equitativa que no sabe hacia cuál de los dos sentimientos inclinarse.

Laura Alcoba, cuenta su historia desde la mirada de una niña de siete años, que sufrió los horrores de la dictadura en carne propia. Es el año 1975, ella vive en la Plata con su madre, que debe evitar la calle porque tiene pedido de captura. Su padre ya está preso. Y entonces suceden el miedo, la angustia, el encierro.

Madre e hija se mudan a una casa donde se crían y venden conejos, pero esa es simplemente una fachada.

De a poco la infancia de nuestra protagonista se apaga al son de una “guerra” ajena. Y en su voz, una voz en la que apenas queda alguna nota de dulzura, y en la voz adulta de esa niña, que regresa al  pasado por necesidad “para poder empezar a olvidar”, se dibuja un amor incondicional pero no falto de reproches hacia la figura de sus padres.

Como ya dije, imprescindible.

Una buena opción, las novelas gráficas.

Las hay de distintas editoriales y diferente calidad, pero en mayor o menor medida, todas cumplen con el objetivo: ofrecer un nuevo lenguaje literario. En este tipo de textos, confluyen en partes iguales dos códigos diferentes pero complementarios: el verbal y el icónico. Las palabras y las imágenes se asocian perfectamente para construir las historias y el resultado es sorprendente.

Dentro de este macrogénero podemos encontrar novelas de todo tipo, pero sobre todo, transposiciones de los grandes clásicos: La máquina del tiempo, Robin Hood, Alicia en el país de las maravillas……

Ideal para iniciar a los niños en la lectura…

Hay una serie de novelas de altísima calidad que No son muy conocidas, salvo en el ámbito escolar, (lo que particularmente me resulta molesto e incomprensible) y que podrían competir tranquilamente con todas las sagas que hoy por hoy están de moda.

Me refiero a las obras que publica la editorial Cántaro. No suelo recomendar “fondos editoriales” porque todos los empresas que se dedican a la publicación de libros tienen “sus luces y sus sombras”.  Pero en este caso me voy a atrever a hacerlo porque creo que merece la pena.  Así es que voy dejarles  la inquietud para que se acerque a nuestras librerías y “chusmeen” de que viene la cosa con estas novelitas. Y Digo novelitas no porque estén recomendadas para adolescentes (un error que no comprendo) sino porque son muy breves y también, porque les tengo cariño.

Aquí solo voy a hablar de El muro de Klaus Kordon.

Un joven decide enviar una carta en una botella con la intención de entablar una “amistad” con quien la reciba, en algún punto alejado del planeta. Pero sucede que quien lo hace está muy cerca (pero a la vez muy lejos) allí, del otro lado del muro que partió en dos a la Alemania de posguerra.

Comienza, de este modo, una entrañable historia sobre la amistad, los prejuicios y los temores que muchas veces hay que vencer para alcanzar la felicidad.

Recomendable para jóvenes de 12 a 99 años!

Las némesis es el título de la última publicación de Philip Roth en la que se reúnen cuatro novelas breves: Elegía (una historia de lucha contra la muerte) Indignación (extraordinario relato sobre el conformismo y la sobreprotección paterna), La humillación (narra las desventuras de un actor que trata de recomponer su carrera al tiempo que vive una tormentosa relación) y Némesis (obra en la que autor nos ofrece un fiel retrato de las miserias humanas que afloran en contextos difíciles.

100% Philip Roth, uno de mis autores favoritos.

Los dejo en extraordinaria compañia, hasta la semana que viene

La recomendadora.

Publicado en Te cuento | No hay comentarios »